NUEVOInformación importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • Mi piel

Misión cabello dañado: ¿cómo recuperarlo?

¿Por qué se daña? ¿Cómo podemos evitarlo? Aquí te contamos las causas del daño del cabello y los hábitos para recuperarlo. ¡Toma nota!

¿Por qué se daña nuestro cabello?

Imaginemos que cada cabello está recubierto de capas de escamas, al igual que el tejado de un techo, unas al lado de las otras. Cuando todas estas están alineadas, el cabello luce sano y su humedad se mantiene perfectamente. Con el paso del tiempo, y frente a los factores de riesgo a los que nos exponemos diariamente como el sol, el calor de la planchita, las tintes, etc., esas escamas se abren y separan entre sí permitiendo que el agua que está en el interior se libere y, en consecuencia, la fibra se seca.

Esto es lo primero que ocurre cuando el cabello se reseca y debilita. Luego, una vez que se deshidrata, pierde su textura sedosa, la luminosidad y el volumen. En el peor de los casos el cabello puede comenzar a quebrarse.

5 consejos para evitar el daño

1)Controla el calor: la planchita, el secador o el rizador son todos factores que afectan a nuestro pelo. No podemos prohibir su uso pero sí intentar disminuirlo si nuestro cabello no está en su mejor momento. Por otro lado, si los utilizas, emplea siempre un protector térmico.

2)Productos adecuados: tanto el shampoo como el acondicionador deben ser especiales para tu tipo de cabello. Si no sigues esta regla probablemente tu pelo se dañe frente a los productos que no le brinden lo que él necesita. Utiliza tu shampoo día por medio y busca aquellos que reparen tus fibras, como el DERCOS Shampoo Nutri-reparador que es perfecto para estos casos.

3)¡Dile NO a las tinturas! Al menos por un tiempo, recomendamos no utilizar tintes o tratamientos fuertes como alisados porque los químicos que se emplean harán que tu pelo se vuelva aún más frágil. Apuesta a lo natural para evitar el cabello dañado.

4) Corta las puntas abiertas: es necesario que, si están dañadas, recortes las puntas de tu cabello reseco. Esto hará que tu melena tenga mejor aspecto y lograrás estimular el crecimiento.

5) Aplica tratamientos humectantes: una vez a la semana, aplica una ampolla o máscara humectante para darle un cuota extra de humedad a tu cabello seco. ¡Al cabo de unas semanas, notarás la diferencia!

Ya sabes, si tienes el cabello dañado es momento de hacer una pausa y comenzar a cuidarlo como corresponde para que se recupere.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top
loading : 0,843 sec