NUEVOInformación importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • Mi piel

Firmeza y elasticidad: ¡no las pierdas!

La elastina y el colágeno son dos elementos esenciales para la salud del rostro. La clave para evitar que disminuyan la firmeza y la elasticidad de la piel.

El colágeno y la elastina son dos proteínas que se encuentran en los tejidos de todo el cuerpo: ya sea en los encargados de unir los órganos, ligamentos y huesos, como en los que forman la dermis. Una de sus funciones principales es la de sostener la piel, manteniéndola firme y elástica.
A medida que pasan los años, la producción de colágeno y elastina disminuye provocando, junto con otros factores como la radiación solar y el estilo de vida, la pérdida de firmeza de la piel, un incremento de la flacidez y la aparición de signos de la edad. Para frenar esta disminución y mantener las reservas disponibles, lo aconsejable es adquirir buenos hábitos tanto de cuidado de la piel como de alimentación y estilo de vida.
Sigue estos tres mandamientos para conservar buenos niveles de colágeno y elastina.

1. Limpiarás e hidratarás tu piel

Una rutina de limpieza e hidratación que puedas seguir todos los días, tanto de día como de noche, es clave para cuidar tu piel. Acude a un dermatólogo o profesional para que te indique cuál es el tratamiento que deberías seguir de acuerdo a las necesidades de tu piel. Las cremas que contienen vitamina A y C son muy recomendadas porque estimulan las células responsables de la producción de colágeno y elastina. También, puedes incluir exfoliaciones como parte de tus cuidados: dos o tres exfoliaciones faciales por semana aumentarán la renovación celular y la producción de ambas proteínas, preservando la firmeza y elasticidad de tu piel.

2. Comerás saludable y variado

Comer bien equivale a mantener la firmeza y elasticidad de tu piel. Los alimentos antioxidantes como tomates, zanahoria, soja y chocolate amargo combaten los radicales libres –moléculas altamente reactivas que dañan las células y que se encuentran dentro del organismo y, también, en el medioambiente–. Así, estos productos inhiben la oxidación celular, protegiendo la producción de colágeno y elastina.
La vitamina C, además de ser antioxidante, participa de la producción de colágeno. Por eso, es importante incorporar cítricos a tu dieta (naranja, limón, lima), frutillas, melón, hojas verdes, brócoli, coliflor y tomate, entre otros.

3. Harás ejercicio con regularidad

La actividad física, ya sea aeróbica o de resistencia, genera tejidos nuevos que están formados, a su vez, por colágeno. Entrenarse no es solo una forma de mantenerse en forma sino también una de las mejores maneras de preservar la producción de colágeno y elastina. Si practicas ejercicio, al menos, tres veces por semana, reforzarás la salud de tu piel, manteniéndola firme y elástica.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

Cuidar el cuerpo

Sí, tú puedes trabajar duro y todavía tener la piel perfecta

Cuando se trata de mucho trabajo o esfuerzos en la carrera profesional de cada persona, el estrés a veces puede cobrar su peaje en nuestra piel. Hablamos con la dermatóloga Dr. Nina Roos para que nos brinde consejos de expertos sobre cómo manejar un estilo de vida ocupado sin que la piel sufra las consecuencias.

Leer el artículo

Cuidar el cuerpo

Vida urbana: 5 consejos para mantener la piel hidratada

Asegurarse de que tu piel se mantenga hidratada es clave para garantizar una apariencia saludable durante todo el año. Pero ¿cómo combatir la piel seca cuando vivimos en la ciudad rodeadas de contaminación, fatiga, el humo del transporte público y demás factores de riesgo?

Leer el artículo

go to top
loading : 0,796 sec