NUEVOInformación importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • Mi piel

El efecto rebote: cómo afecta el sol a las manchas de tu piel

El sol puede broncearnos pero también generarnos manchas indeseables en la piel. ¡Imprescindible seguir estos consejos!

Es sabido que el sol es fuente de energía para todos los seres vivos y no hay nada más bello que disfrutar de un día soleado. La exposición a la radiación solar por parte del cuerpo humano, cuando es moderada, puede ser beneficiosa para nuestra salud ya que mejora el metabolismo, incrementa nuestra vitalidad y nos genera una sensación de bienestar. Así mismo, posee efectos beneficiosos en algunas enfermedades como dermatitis, psoriasis o vitíligo.

Sin embargo, el sol favorece la deshidratación de la piel, su envejecimiento prematuro y la aparición de manchas. Este es el denominado “efecto rebote”: el sol puede broncearnos pero también puede mancharnos la piel. Otros factores que promueven la aparición de manchas son la influencia hormonal y el envejecimiento cutáneo.

Las manchas más comunes en la piel, que aparecen principalmente luego del verano, son los llamados lentigos solares y melasmas o cloasmas. Un lentigo solar es una mancha que aparece en el medio de una piel sana. Es una mancha pigmentada - marrón o negra- y generalmente plana. Su tamaño varía y puede multiplicarse y agrandarse con el tiempo. Debe prestarse atención ante su aparición ya que pueden llegar a enmascarar tumores.

En cambio, el melasma o cloasma, es una hiperpigmentación en el rostro que se relaciona con cambios hormonales, fundamentalmente durante el embarazo. Son benignas y sólo pueden dar lugar a una preocupación estética.

¿Cómo evitar esto?

En principio es fundamental evitar la exposición directa a la radiación solar en las peores horas del día. Lo recomendable es hacerlo antes de las 11am y después de las 4 pm -cuando el sol tiene menor cantidad de rayos infrarrojos- y debemos tener especial cuidado con los más vulnerables: los bebés y los ancianos.

En segundo lugar es importante utilizar un bronceador de alta protección. Para ello es ideal la aplicación del nuevo Idéal Soleil Cuidado protector anti-manchas 3 en 1 FPS 50+, ya que corrige las manchas día tras día gracias a su fórmula con color enriquecida con Phe-resorcinol. Este es un agente activo contra las manchas y protege contra los rayos UVB / UVA.

Otro consejo es no aplicar perfumes ni utilizar cosméticos al tomar sol ya que éstos también pueden producir manchas irregulares en la piel. ¿Tenías en cuenta este dato?

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top
loading : 0,453 sec