NUEVOInformación importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • Mi piel

5 Consejos para tener la mirada iluminada aunque hayamos dormido poco

La falta de sueño no perdona. Se marca el contorno de los ojos, se profundizan las líneas de expresión y se apaga el semblante. Afortunadamente, existen trucos y tratamientos que pueden crear la ilusión de una buena noche de descanso. ¡Sigamos esta guía!

#1: Limpiar la cara con agua fría

Para emerger de una noche con poco sueño, mojar la cara con agua fría es a menudo nuestro primer instinto. Y la verdad es que este gesto salvador no solo obliga al cuerpo a responder sino que activa la microcirculación. Aún mejor: dejemos de lado el agua dura, que puede irritarnos, y optemos por Agua Termal Mineralizante de Vichy. Así, reavivamos los músculos y la piel se fortalece con un resplandor instantáneo. Para prolongar el efecto estimulante del frío, probemos poniendo dos cucharas en la heladera por 5 minutos. Luego, las apoyamos sobre los ojos durante unos 15 minutos. Reduciremos la hinchazón alrededor de los ojos, ¡y podremos decirle "adiós" a las ojeras!

#2: Rellenar la piel con una máscara

Se dice que una piel cansada es, en realidad, una piel deshidratada. Y por supuesto, el contorno de los ojos no es la única zona que sufre... ¡todo el rostro lo padece! Al despertar, corrijamos los daños con una máscara rica en agua mineralizante y ácido hialurónico. Rejuvenece la piel y reduce los signos de fatiga. Para optimizar estos resultados, recordemos aplicar nuestro tratamiento facial sobre una piel perfectamente limpia.
Tip: Primero, ¡reactivemos la microcirculación con un automasaje! Masajeamos los ojos con los dedos en movimientos circulares. Comenzamos por los ojos; luego, continuamos sobre la zona del hueso orbital, es decir, seguimos por las cejas, la frente y por debajo del párpado inferior. Repetimos el ejercicio 2 o 3 veces.

#3: Iluminar la mirada con un serum

Para una mirada fresca y descansada, es esencial mantener el proceso de hidratación. Por eso, es importante utilizar un serum específicamente diseñado para el contorno de los ojos debajo de la crema de día. Lo aplicamos cuidadosamente sobre la parte ósea del ojo y damos suaves golpecitos con los dedos, desde el ángulo interno hacia el externo. Rico en propiedades regenerativas e iluminadoras, generalmente, el serum alivia, regenera e ilumina esas áreas apagadas.

#4: Disimular las ojeras

Una vez que la piel está bien hidratada, disimulamos las imperfecciones con un concealer o un lápiz corrector. Su base beige y sus reflectores de la luz hacen desaparecer el color violáceo de las ojeras y, al mismo tiempo, iluminan el rostro. Un truco extra: completamos el cuidado con una capa de máscara negra en las pestañas, una excelente forma de abrir la mirada. En verano, digamos “Sí” a las pestañas vibrantes en colores azul piscina o verde laguna. ¡Increíbles colores antifatiga!

#5: Aseguremos nuestra toma diaria de vitamina C

Las ojeras son causadas por una mala microcirculación, pero una buena cantidad de vitaminas C y E pueden reducirlas, garantizando un buen retorno de sangre en las venas. En esos días en que estamos extra cansadas, nos damos un mimo con un delicioso smoothie con frutas cítricas, kiwi y frutos rojos, y lo acompañamos con un puñado de almendras y avellanas con vitamina E. ¡Nada supera a este súper snack energizante!

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top
loading : 0,703 sec