NUEVOInformación importante sobre los cookies de nuestro sitio web. Descubrir.AQUÍ AHORA.

En caso de no hacer nada, se darán por aceptadas las cookies.

Cerrar

  • research
  • Points de vente
  • newsletter
  • Mi piel

¡Adiós impurezas!

Vamos a hacerlo como se debe: paso a paso para hacer una limpieza profunda y efectiva del rostro. ¡Toma nota!

Si realizas una limpieza profunda regularmente, ayudas a tu piel a mantenerse limpia y sana. No necesitas largas horas o muchos productos para hacerlo: con estos 3 pasos podrás limpiar en unos pocos minutos y, a medida que lo vuelvas un hábito, lo disfrutarás cada vez más.

1- Preparación la piel

El primer paso es fundamental: debes limpiar la piel con un jabón neutro y abrir tus poros para que los productos que coloques penetren en profundidad. Coloca agua caliente en un recipiente y acerca tu rostro para que el vapor abra los poros (o puedes hacer la limpieza justo después de la ducha). Unos 3 minutos serán suficientes, seca tu piel suavemente con una toalla limpia y comienza la siguiente etapa.

2- Exfoliación y tratamiento

Este paso permite barrer las suciedades profundas que se acumulan en la piel y las células muertas. ¿Cómo hacerlo? Coloca el exfoliante sobre la piel limpia y haz pequeños círculos con las yemas de los dedos. Ten cuidado con la presión que ejerces porque puedes lastimar la piel y no lo hagas por más de un minuto así la capa protectora natural no se daña. 

Al terminar con la exfoliación, coloca la mascarilla que desees: para hidratar pieles secas o controlar aquellas grasas, para tratar las imperfecciones, para disminuir los signos de la edad, etc. Colócala suavemente con las yemas de tus dedos y déjala actuar unos 20 minutos. Siempre retira con agua tibia y vuelve a secar con una toalla limpia.

Aclaración: evita los párpados, labios y zonas sensibles o irritadas de tu piel.

3- Cerrar los poros e hidratar la piel

Para finalizar debes cerrar los poros que acabas de limpiar con un astringente. Existen lociones especiales para hacerlo o puedes optar por lo natural: sumergir tu rostro en agua helada para lograr que se cierren. Por último coloca crema hidratante para tu tipo de piel así aportas un poco de humedad. ¡Y listo!

En solo tres pasos, y unos 30 minutos, puedes limpiar en profundidad tu piel. Hazte un hueco el próximo fin de semana y dile adiós a las impurezas.

Nuestro producto icónico

Lo más leído

go to top
loading : 1,109 sec